Avance sobre profesión señera

En la lucha por la profesión hoy denunciamos desde el Foro a la UCA  que pretende hacer una carrera de grado y no justamente lo que indica la ley 20266 y la 25028 un vergüenza.

 

Foro Federal de Incumbencia Profesional del Martillero y Corredor

Al Señor Rector
Pontificia Universidad Católica Argentina “Santa María de Los Buenos Aires”
Dr. Miguel Ángel Schiavone
S / D

Avance sobre profesión señera

Es notable, a la vez lamentable, en nuestro país, el desmedido avance sobre la vida, los sueños, los trabajos, las costumbres, etc., de las personas de bien, que se ven imposibilitadas de trabajar tranquilos sobre bases seguras y duraderas. No están exentas las profesiones. Y nos referimos especialmente a la de los Martilleros y Corredores Públicos de la República Argentina.

Desde que se instituyó a partir del año 2000 por imposición de la Ley Nacional 25.028 del 29-12-99, la obligatoriedad de completar la carrera universitaria para poder acceder a la matriculación y colegiación, y así estar legalmente habilitado para ejercer la profesión de Martillero y Corredor Públicos, se abrió un formidable nicho económico para las Universidades y algunos Colegios Profesionales. Por esta razón no se propugnó por dotarla del grado académico correspondiente. Debería haber sido, debería ser, Carrera de “Grado” y no simplemente a “Tecnicatura”.

Primer gran acto de negligencia y significativo avance sobre nuestra profesión. Esta injusticia tiene su conveniencia económica para las instituciones que “beneméritamente” imparten la enseñanza respectiva sin compromiso de calidad alguno. Y el avance sobre nuestra profesión consiste en que se tomó semejante iniciativa sin respetar a los actores de la profesión, por el contrario, tomándolos como conejitos de india para ver como resultaba tal improvisación. El resultado económico fue muy bueno, la calidad académica impropia y sin demasiada exigencia, dando como resultado un profesional que no está a la altura de la extraordinaria Ley que lo rige, que entre otras cualidades es de Orden Público y regulación Federal, con la connotación que de eso se desprende.

En esta omisión intencionada y este avance se originan las variadas, pésimas, y contradictorias denominaciones que anárquicamente cada universidad fue inventando para nombrar una profesión que tiene nombre PROPIO desde antes del nacimiento de cada una de esas universidades. O sea, nos renombran como quieren sin consulta alguna y así se mandan, aumentando el avance sobre nuestra profesión.

Los planes de estudio son anárquica e increíblemente variados, y hasta desubicados en casos de materias que nunca se aprovecharán porque es desmedidamente inútil saber algo, que en la práctica se contratará a especialistas por razones de tiempo y calidad. Demás está decir que estos planes no son ni por asomo, los más convenientes en la práctica profesional, porque no fueron consensuados con sus destinatarios finales.

Y así podemos seguir enumerando cuestiones inconvenientes para la profesión, establecidas para beneficios de otros, sin considerar la calidad profesional que merece recibir el cliente de cualquier servicio que se precie.

El caso particular de la Pontificia Universidad Católica Argentina “Santa María de los Buenos Aires”, Universidad Confesional, a contrario sensu, nos retrotrae al recuerdo de los Fariseos expulsados del templo por Jesús. La UCA no puso orden, sino que contribuyó aún más al desorden.

Su universidad contaba con una Resolución del Ministerio de Educación del año 2003 N° RM_0373_03_UCA con un título de Tecnicatura Martillero Publico, Corredor (Inmobiliario Mobiliario), Administrador de Consorcios y Tasador, luego de forma impropia y arbitraria dispone articular las RM_1946_17_UCA_CABA_GRADO, RM_0694_18_UCA_ROSARIO_GRADO, RM_472_18_UCA_MENDO-ZA_GRADO, las que reconocen los siguientes títulos: Técnico Universitario en Negociación de Bienes y Licenciado en Dirección y Gestión de Bienes, que en definitiva otorgan diferentes grados académicos con incumbencias o Actividades Profesionales reservadas para la ÚNICA PROFESIÓN UNIVERSITARIA de MARTILLERO Y CORREDOR PÚBLICO.

Los Martilleros y Corredores Públicos, nos vemos así invadidos, desconsiderados, ignorados, manejados, y utilizados como fuente de producción económica. Este panorama de utilización de nuestra profesión como triste fuente recientemente mencionada, lleva 20 años de invariable aprovechamiento económico a partir de la característica de Tecnicatura que tiene nuestro título, cuando indudablemente debe ser de Grado.

De Grado por el merecimiento de la profesión, una de las más antiguas de nuestro país, instaurada desde 1858 en el Código de Vélez Sarsfield, por las consecuencias que sus profesionales producen sobre la sociedad, y por la extraordinaria Ley Nacional, Especial, Indisponible, y de Orden Público y Caso Federal Nº 20.266 (to).

De Grado para terminar con el negocio que significa a las Universidades impartir conocimientos para una Tecnicatura, en lugar de hacerlo mucho más comprometidamente para una Carrera de Grado, que es lo que define la Ley Especial para el profesional que regula.

De Grado para otorgarle las capacidades y competencias necesarias al profesional resultante.

De Grado para que los Clientes, receptores del servicio profesional, sea definitivamente considerados como corresponde que sea.

En resumen, exhortamos por su intermedio a que se cumpla con lo que la Ley Especial N° 20.266 (to) dispone para las Actividades Profesionales Universitarias Reservadas y Exclusivas que se regulan en sus Arts. 8°, 31° y 34° ─Corretaje, Remate o Subasta, Tasación de Mercado, e informar sobre estas─ propiedad del Martillero y Corredor Público, no pudiendo ser desvirtuadas por la reprochable inobservancia de esta norma.

En consecuencia, las Resoluciones Ministeriales antes mencionadas, no sólo están violando nuestros derechos adquiridos y de los futuros egresados, sino que a su vez son arbitrarias e irrazonables, al disponer que títulos de Pregrado y Grado otorguen iguales alcances profesional universitario, para títulos de diferente denominación ─Técnico Universitario en Negociación de Bienes y Licenciado en Dirección y Gestión de Bienes─ resultando una incoherencia y aberración jurídica y académica.

Es por esta razón que se debe prescindir del título de Pregrado ─Tecnicatura Martillero Publico, Corredor (Inmobiliario Mobiliario), Administrador de Consorcios y Tasador─, como así también de la titulación intermedia ─Técnico Universitario en Negociación de Bienes─, reemplazar al inconsistente título de Grado ─Licenciado en Dirección y Gestión de Bienes─, por la implementación del Título de Grado del profesional universitario Martillero y Corredor Público.

¿Seremos capaces algunos argentinos de renunciar a beneficios que modificarán el statu quo de muchos responsables?

Es lo que debería ser. El Señor de las Alturas lo quiere. Veremos…

Se lo saluda con la mayor deferencia, esperando poder tener respuesta a lo planteado.

MCP Crolla Norberto
Colegiado en la Pcia. de Santa Fe

MCP Héctor Rosanigo
Colegiado en la Pcia. de Buenos Aires

MCP Soules Florentino Juan
Colegiado en la Pcia. de Rio negro

MCP Viñas Marcelo
Colegiado en la Pcia. de Neuquen


Padron de Matriculados

Inmobiliarias registradas
Denuncia
Preguntas frecuentes


Colegio Profesional de Martilleros y Corredores Publicos IV Circunscripcion - Judicial Rio Negro 2021 - Derechos reservados